¿Estás pensando en llevar una alimentación vegetariana?

La alimentación vegetariana puede llevarse a cabo de diversas maneras, concretamente de tres:

  • Una dieta vegetariana estricta en la que no se consume ni carne ni productos animales
  • Una dieta lacto vegetariana en la que se incluyen alimentos derivados de las plantas y también productos lácteos
  • Una alimentación lacto-ovo vegetariana, en la que la persona incluye productos lácteos y huevo

Sea cual sea la elección, la alimentación vegetariana está basada en la ingesta de frutas, verduras, legumbres, granos y semillas. Aunque en el caso de que la persona siga una dieta estricta, sin consumir ningún animal o sus derivados, sería necesaria la ingesta de la vitamina B12 para suplir esta carencia. Si se toma esta vitamina (en forma de suplemento o con la ingesta de algas y otros complementos) se consigue una alimentación muy nutritiva, que no solo nos cuida por dentro, sino que también lo hace por fuera.

Con la alimentación vegetariana se ingiere una gran cantidad de verduras, frutas y hortalizas frescas, que se traducen en fibra, vitaminas y agua, es decir, más hidratación, mejor transito intestinal y grandes beneficios para nuestro organismo y para nuestra piel.

El tomate, la zanahoria, la calabaza, el boniato, el melocotón, las cerezas, las verduras de hoja verde, los lácteos, el hígado aportan el precursor de la vitamina A, es decir, el beta-caroteno, que también conocemos como retinol y que ayuda a cuidar la salud de nuestros ojos, evitando la degeneración macular, y también cuida de nuestra piel y de nuestra función neurológica.

Consejos para seguir una alimentación vegetariana de una forma equilibrada y segura

  • Consume diariamente frutos secos y semillas, para obtener las grasas saludables que necesita tu cuerpo, los antioxidantes, vitaminas y minerales, además de mucho calcio. Es recomendable triturar las semillas, porque algunas de ellas no pueden digerirse correctamente si están enteras.
  • Tomar el sol media hora al día, para facilitar la absorción de la vitamina D
  • Combina legumbres y cereales para conseguir la proteína completa, como puede ser arroz con lentejas, albóndigas de alubias y avena, etc.
  • Incluir algas para obtener la vitamina B12, ya sean frescas o en polvo.
  • Combina vegetales de hoja verde o legumbres ricas en hierro junto con una fuente de vitamina C, para conseguir una mejor absorción del mineral, como pueden ser lentejas con pimiento, espinacas acompañadas de zumo de naranja, etc.
  • Utiliza en tu cocina productos fortificados con vitaminas o hierro para enriquecer tu dieta, como puede ser el tofu o los zumos de soja.
  • Utiliza aceite de oliven virgen extra en crudo para conseguir más antioxidantes y nutrientes saludables en tu alimentación vegetariana.

Estructura un menú semanal equilibrado y crea menús saludables para toda la semana y verás como tu piel, tu cabello, tu tránsito intestinal, tu mente y tu cuerpo consiguen un bienestar increíble, gracias a la alimentación vegetariana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *