¿Por qué es recomendable elegir cosmética sin químicos?

Cuando hablamos de cosmética sin químicos nos referimos a la cosmética natural, es decir, aquella que cuenta con certificados que aseguran que la mayor parte de sus ingredientes son de origen vegetal.

De este modo, nos aseguramos que estamos utilizando productos que no están compuestos de derivados del petróleo, parabenos, micro plásticos y, en definitiva, que estamos apostando por una cosmética sin químicos, realmente natural y saludable para nuestra piel.

Evitar la publicidad engañosa

Para disfrutar de una cosmética natural no basta con quedarnos con el eslogan o el titular del producto, que muchas veces puede resultar engañoso, si no que debemos comprobar que cuentan con certificados que puedan garantizarnos esta calidad, además de saber si son productos veganos, libres de crueldad animal y de comercio justo. Las etiquetas pueden darnos toda la información que necesitamos, solo hace falta reparar en ellas, tal y como hacemos con muchos productos de alimentación.

Los principales compuestos de la cosmética natural

Los ingredientes vegetales, al contrario de lo que se piensan, son mucho más eficientes que los componentes químicos, el problema es que muchas veces no se ven resultados inmediatos sino que se consiguen a corto, medio o largo plazo. Y el problema llega cuando queremos que todos los resultados se muestren de forma instantánea, sin esperas y sin importarnos, muchas veces, cuál es el proceso o las consecuencias para conseguirlo.

Desde Hibeauty te animamos a centrarte en la calidad de los productos, para conocer todas las ventajas y salud que puede aportarte a ti y al planeta la cosmética sin químicos, porque tu piel va a estar cuidada e hidratada de una forma real, gradual y adaptada a tus necesidades, sin elementos dañinos que a la larga convierten estos resultados inmediatos en consecuencias negativas para tu piel.

Aceites y mantecas naturales

La cosmética sin químicos cuenta con muchos componentes perfectos para nuestra piel, pero sobre todo ofrece una gran hidratación gracias a las mantecas y aceites vegetales, como el aceite de jojoba para regular y equilibrar pieles grasas, el aceite de argán para el cabello y la piel, aceite de rosa de mosqueta para regenerar la piel y suavizar cicatrices, aceite de ricino para hidratar, regenerar y fortalecer el cabello o la piel, aceite de almendras dulces para hidratar nuestra piel y evitar estrías, aceite de caléndula para pieles sensibles, aceite de lavanda que actúa como calmante, aceite de árbol de té para eliminar bacterias de la piel o del pelo, etc. Igual que pasa con los aceites vegetales y esenciales, las mantecas se utilizan como base de muchas cremas hidratantes naturales, ya que son una parte fundamental para aportar la hidratación necesaria a la piel, utilizando manteca de karité, manteca de cacao, manteca de aguacate y un sinfín de opciones para proporcionar una hidratación real, efectiva y natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *