¿Qué diferencias existen entre la piel atópica y la piel sensible?

Hoy, desde tu tienda online de cosmética natural, vamos a explicarte las diferencias entre piel sensible y atópica porque muchas veces se tiende a pensar que es lo mismo, pero no es así.

Según los últimos datos publicados por la OMS, en 2050 se estima que la mitad de la población mundial se vea afectada por alguna alergia, padeciendo una reacción alérgica o de urticaria, ya sea por un alimento que el organismo no tolera o bien una reacción autoinmune. Las personas afectadas viven situaciones complicadas en el momento de encontrar productos de higiene o cosmética, que pueda asegurarles un cuidado adecuado para su piel sin que suponga ningún peligro, ya que muchas marcas no son tan naturales como parecen, pero en nuestra tienda online de cosmética podemos ofrecerte productos naturales con certificaciones y sellos de calidad que garantizan su eficacia y su elaboración a base de ingredientes vegetales.

Piel sensible

La piel sensible es aquella que siente un malestar que puede manifestarse a través de un ardor, escozor o picor, la cual puede mejorar utilizando el producto adecuado. La piel puede verse afectada con la aplicación de cosméticos o productos faciales o bien factores ambientales, por lo que resulta indispensable utilizar productos naturales e hipoalergénicos.

Piel atópica

La piel atópica por su parte, a diferencia de la piel sensible, supone la afectación de la piel causada por una enfermedad inflamatoria crónica, que suele venir cargada de una predisposición genética. Aunque hablemos de piel atópica no parece que este tipo de alteración afecte solo en la piel, ya que puede venir provocada por una rinitis primaveral, asma alérgica, etc. Es muy importante utilizar productos pensados para pieles atópicas lo más naturales posibles, que contengan ingredientes altamente hidratantes y respetuosos con la piel como puede ser el aceite de almendras dulces, aloe vera, rosa de mosqueta, etc. Entra en nuestra tienda online de cosmética para descubrir todas las opciones que presentamos, para cuidar de tu piel como se merece.

Para las pieles atópicas el mar y el sol tienen un efecto balsámico y es que alivia la inflamación cutánea, de modo que si utilizas protección y no te expones a las horas de más sol, el verano conseguirá mejorar el aspecto de tu piel.

Las pieles atópicas se resecan con facilidad y esto puede desencadenar descamación, irritación, picor… Por eso es necesaria mucha hidratación, sobre todo después de bañarnos, que es cuando la piel tiende a resecarse y siendo constantes, tanto en invierno como en verano, sobre todo en verano.

La rutina facial es muy importante, tanto para pieles sensibles como para pieles atópicas, aplicando productos adecuados y respetuosos que consigan mejorar la calidad de nuestra piel y la hidraten en profundidad sin generarle ningún tipo de malestar. Es imprescindible limpiar en profundidad e hidratar la piel, para conseguir resultados efectivos.

El agua micelar, los limpiadores faciales de textura espumosa, la hidratación de las cremas y los sérums que te presentamos en nuestra tienda online de cosmética conseguirán que tu piel, sensible o atópica, se sienta mejor que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *