¿Siempre es bueno “dejar huella”?

Dejar huella es un concepto que asociamos a algo positivo, porque quiere decir que hemos “marcado” para bien a alguien aportándole buenas vivencias, aprendizaje, risas, etc. Pero si hablamos del planeta, el significado cambia por completo. Dejar huella en nuestro camino por el planeta significa hacer un mayor impacto ambiental en la Tierra, dejando residuos contaminantes a nuestro paso.

Tips para viajar de forma sostenible

Hoy queremos darte algunos consejos prácticos con los que podrás viajar sosteniblemente y dejando la menor huella posible, siguiendo pautas fáciles y respetuosas con el medio ambiente. Viajar sosteniblemente es el reto que te planteamos para esta 2020, para que visites lugares del mundo de una forma respetuosa con la naturaleza, coherente y responsable.

  • Pensar cómo reducir nuestra huella de carbono; Si puedes, opta por los transportes menos contaminantes, comparte vehículo y deja el avión como opción final, ya que es la tercera causa de emisiones de CO2. Si lo haces, escoge un vuelo sin escalas.
  • Cuando llegues a tu destino puedes alquilar una bici para moverte por el pueblo o la ciudad disfrutando del aire libre, viendo las calles, paisajes y lugares increíbles y pudiéndote parar cuando quieras, además de no generar emisiones tóxicas.
  • Elige opciones sostenibles para tu alojamiento como los hostales, hoteles o casas ecológicas, que siguen un riguroso proceso para reducir el máximo posible la huella de carbono de sus huéspedes.
  • Viaja en temporada media o baja para disfrutar más y mejor del destino y para no contribuir a la masificación y el exceso de consumismo en momentos puntuales del año.
  • Si quieres viajar sosteniblemente llévate tus básicos reutilizables, como una botella de acero inoxidable que no pese mucho y que podrás reutilizar cada día para hidratarte, bolsas de tela por si necesitas comprar alguna cosa o guardar la ropa sucia, pastillas sólidas para los productos de higiene personal…
  • Consume productos locales para invertir en el comercio local y también descubrir los alimentos más auténticos de cada zona. De esta manera ayudarás a la comunidad y podrás conversar con los lugareños, para entender su cultura y tradiciones.
  • Apuesta por un protector solar que sea respetuoso con el mar y con los arrecifes, asegúrate de que sea una crema solar que no contamine el agua cuando te bañes.
  • No inviertas en actividades turísticas que impliquen una alta contaminación o que utilicen animales, ya que posiblemente no estarán en condiciones óptimas y estén explotados, en lugar de vivir en libertad.

Viajar sosteniblemente es posible si sabes cómo, por eso te invitamos a dejar la menor huella posible, consiguiendo que tu paso por el mundo sea lo más bonito y respetuoso posible con el planeta, las personas y los animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *